"Transformación económica de Asia"

 

Asia es el continente de más alto crecimiento económico en el presente siglo. Japón es uno de los países más avanzados tecnológicamente del mundo. En una generación Corea del sur se ha transformado de un país “en vías de desarrollo” en una economía pujante con una potente base industrial. China e India son dos mega-economías con serios desafíos domésticos, aunque con crecimientos rápidos de sus PIB y con mercados atractivos para potenciales inversores.

 

No es tarea fácil definir patrones comunes de evolución en Asia, dada la gran diversidad de niveles y sendas de desarrollo de los diferentes países. Los resultados y análisis presentados por el Dr. Felipe pueden ayudar a entender la efervescente realidad económica de ese continente. Asimismo, pueden ser de interés en la toma de decisiones de empresas que en la actualidad tienen actividad económica en Asia y de aquéllas que están explorando oportunidades de negocio.  

 

 

Resumen de la conferencia

 

Se analiza el cambio de estructura económica en Asia durante las cuatro últimas décadas. Se pasa revista a distintos tipos de transformaciones económicas en diferentes países.

 

En 2010 la agricultura asiática empleaba a más de 700 millones de trabajadores, que suponía un 42% del empleo, mientras que sólo representaba el 11% del output; esto denotaba un sector claramente ineficiente, necesitado de una ingente modernización. Se presentan proyecciones para 2040 de cómo se reducirán las contribuciones al empleo y al output de la agricultura para varios países.

 

La transformación de una economía agrícola en otra de renta alta, con predominio del sector servicios, exige, en general, el paso por una etapa de industrialización. Algunos países de Asia están transfiriendo empleo y output directamente de la agricultura al sector servicios; en otros, se están produciendo procesos de desindustrialización. El sector servicios en Asia es actualmente el de mayor contribución al PIB y es el que generará  más empleo futuro, siendo una incógnita el tipo de servicios que predominarán.

 

Se definen tres tipos de economías, según el cambio estructural experimentado: modernas industrializadas y de servicios (e.g., Japón), desarrolladas con signos de atraso (e.g., Malasia y Tailandia) y predominantemente agrícolas (e.g., Sudeste asiático).  

          

El nivel de educación en 2010 se correlaciona positivamente con el grado de diversificación, medido por el número de productos exportados con ventaja competitiva real. Se parametriza la educación en función de años de escolarización y tasas alcanzadas en educación (primaria, secundaria y terciaria), para la población mayor de 15 años, y calidad (pruebas internacionales de matemáticas y ciencias). La calidad de la educación parece ser más importante que el nivel de diversificación. Ésta depende de la trayectoria de desarrollo: los países tienden a alcanzar ventajas competitivas mediante “pequeños pasos”, condicionados por los anteriores. Sin embargo, una educación de calidad permite a los países dar pasos mayores y reducir la dependencia de la historia anterior.

 

No existe una respuesta única sobre políticas e instituciones que podrían facilitar el cambio estructural, aunque una política industrial bien diseñada ayudaría. Asimismo, parece difícil que muchos países puedan reproducir la experiencia de las economías recientemente industrializadas.

 

 

Participan en la sesión

 

  • César Dopazo, académico de la Real Academia de Ingeniería

 

  • Dr. Jesús Felipe, Advisor to the Chief Economist, Economics and Research

    Department, Asia Development Bank

    "Asia's economic transformation. Where to, how and how fast?"

 

 

Página web del Dr. Jesús Felipe

 

Galería fotográfica

 

 

Comunicados de Prensa

 

 

 

Lunes, 7 Octubre, 2013 - 18:30