Ingeniería computacional: perspectivas sobre una especialidad fundamental y emergente

 

Discurso de Ingreso del Excmo. Sr. D. Antonio Huerta Cerezuela

Leído en el acto de su recepción pública el 10 de diciembre de 2019

Contestación del académico Excmo. Sr. D. Eduardo Alonso Pérez de Ágreda

 

Definir formalmente una especialidad de la ingeniería en el contexto de la Real Academia de Ingeniería supondría una osadía que vamos a intentar evitar. Así, preferimos empezar repasando la historia reciente de la Ingeniería Computacional para ir esbozando su perfil. Y continuar con un análisis que, ya les adelantamos, será necesariamente parcial y sesgado para que nos lleve progresivamente a las conclusiones que nos interesa enunciar.

 

Parece claro que, a lo largo de la historia, el número de áreas temáticas y especializaciones de la ingeniería ha desbordado las clasificaciones originales. Es cada vez más evidente que las fronteras temáticas originalmente bien definidas durante la creación en España de las Escuelas de Ingeniería se han ido difuminando. Hoy es habitual encontrar grupos de investigación transversales a nuestras Escuelas, cuyo trabajo es pertinente para varias de ellas y cuya motivación proviene de diversas disciplinas. De hecho, también es cada vez más habitual ver colaboraciones entre ingeniería y ciencias experimentales, de la vida o sociales para hacer investigación de frontera. Merecen mención aparte las matemáticas, ya que desde sus orígenes han formado parte esencial de la ingeniería: recordemos a Lagrange, Legendre, Cauchy, Fourier y tantos otros.

 

Centrémonos pues en la Ingeniería Computacional. Se identifica como una área emergente según las “National Academies of Science, Engineering and Medicine” de los Estados Unidos en su taxonomía de las distintas áreas de la ingeniería.

 

La ingeniería computacional es una disciplina de aparición relativamente reciente que se ocupa del desarrollo y la aplicación de modelos y simulaciones computacionales, a menudo asociada también a la computación de alto rendimiento, para resolver problemas físicos complejos que surgen en ingeniería. Puesto que esos modelos, simulaciones numéricas y algoritmos tienen aplicaciones más allá de problemas meramente ingenieriles (por ejemplo para estudiar fenómenos naturales en diversas disciplinas científicas), en el mundo anglosajón es habitual referirse a la ingeniería y ciencia computacional.

 

En resumen, la ingeniería computacional es un concepto que incluye la modelización, la simulación, y la aplicación a problemas concretos que habitualmente están directamente vinculados a la ingeniería pero cada vez más se extiende a disciplinas científicas cuya relación con la ingeniería clásica es menos obvia.

 

La modelización es el diseño, desarrollo y la aplicación de modelos para describir una realidad observada. Esos modelos se expresan habitualmente con ecuaciones. Es decir, la modelización nos permite pasar de la realidad a las ecuaciones.

 

La simulación que comporta las herramientas de cálculo, se refiere a la resolución de los modelos, las ecuaciones, con estrategias computacionales para el análisis y la predicción de la realidad física o el comportamiento de sistemas de ingeniería.

 

Nuestro objetivo es hablar de los retos de la ingeniería computacional y las oportunidades que nos presenta en un futuro próximo. Para sustanciar estos argumentos proponemos hacer un rápido viaje a través de la historia. Una historia que contaremos de forma muy breve, sesgada y parcial. 

 

Ed. Real Academia de Ingeniería

Año 2019

ISBN: 978-84-95662-69-9

Nº de páginas: 50

 

Ingeniería computacional: perspectivas sobre una especialidad fundamental y emergente