Sociedad, ingeniería y academia

 

Discurso de ingreso del  Excmo. Sr. D. Juan Miguel Villar Mir

Leído en el acto de su recepción pública el 27 de abril de 1999

Contestación del  académico Excmo. Sr. D. Manuel Márquez Balín

 

El académico comienza, a modo de obligada presentación, comentando algunas circunstancias y vivencias que han ido marcando, y que continúan marcando todos los días, los hitos del propio camino, las grandes referencias de la propia trayectoria vital.

 

Un hombre nacido antes del siglo XVI pudo aspirar, al modo de Leonardo da  Vinci, a ser un UOMO UNIVERSALE, que poseyera todos los conocimientos de su tiempo, en campos tan diversos como la ingeniería, la pintura y la escultura, la física y la mecánica, la anatomía y la botánica o cosmología.  Pero el avance científico a partir del Renacimiento desbordó los límites de la capacidad individual.

 

La duración limitada de la vida humana y la rapidez del avance científico impiden, desde entonces, agotar todos los campos del conocimiento; y cada hombre tiene que ir haciendo su propio camino, su propia trayectoria y su propia aportación de servicio a los demás, seleccionando unos campos y renunciando a otros; en la investigación, en la ciencia y en la actuación profesional.

 

 

Sociedad, ingeniería y academia

Autor: Juan Miguel Villar Mir

Ed. Real Academia de Ingeniería

Año 1999

Nº de páginas: 40

Rústica

 

Sociedad, ingeniería y academia