Los computadores, esos locos cacharros

 

Las Tecnologías de la Información y Comunicaciones  se caracterizan por su enorme capacidad para producir, almacenar, transformar y transmitir información digital. Son unas tecnologías relativamente nuevas y a pesar de ello, han sido capaces de transformar e influir como ninguna otra tecnología cualquier aspecto de la vida social.

 

En esta lección inaugural, hemos concentrado nuestro esfuerzo en describir los orígenes, estado actual y posible evolución de los tres componentes básicos de las tecnologías de la Información y las Comunicaciones, que son los procesadores, las memorias y las redes de comunicación.

 

Un suceso importante para los tres fue el descubrimiento del efecto transistor hace más de 50 años. El transistor es el verdadero protagonista de estas tecnologías. Sin él, hubiera sido imposible la integración, aumento de velocidad, y reducción de consumo y precio de todo el enorme conjunto de dispositivos que soportan dichas tecnologías.

 

El alto nivel de integración de los circuitos integrados ha permitido, durante los últimos 50 años, duplicar cada 18 meses la densidad de los transistores en un chip y la velocidad de los procesadores. Esto significa que cualquier procesador actual tiene más potencia de cálculo que todos los computadores existentes en el mundo cuando pusimos un pie en la luna. Esta tendencia continuará durante los próximos 15 años. Entonces, los transistores serán tan pequeños que para implementarlos, aparecerán fenómenos cuánticos que obligarán a pensar en técnicas alternativas.

 

La velocidad de transmisión de la información ha aumentado a un ritmo tal que hoy en día, no tenemos ningún problema para enviar toda la información que producimos o que tenemos almacenada, desde cualquier parte del planeta a cualquier otra en menos de un segundo. La fibra óptica nos permite pensar en un acceso rápido a cualquier información del planeta, esté donde esté. A otro nivel, las redes locales y las conexiones inalámbricas permiten hoy y mejorarán mañana una conectividad total entre todos los computadores del planeta. Existirán procesadores en cualquier actividad humana. Estarán conectados y permitirán diseñar redes virtuales que cambiarán la forma de vivir y pensar de la humanidad.

 

La capacidad de memorización de la información ha crecido a un ritmo superior a la velocidad de los procesadores. Por ejemplo, cualquiera de los discos actuales tienen una densidad de grabación superior a mil millones a la de los primeros discos inventados hace apenas 50 años. Hoy en día es posible grabar toda la información asociada a una persona durante toda su vida.

 

Estos avances espectaculares en el diseño de los procesadores, memorias y capacidad de transmisión continuarán al mismo ritmo de crecimiento durante los próximos 10 ó 15 años. Sin embargo, las tecnologías en las que se basan no permitirán un crecimiento indefinido. Es por ello que nuevas técnicas se están desarrollando para poder continuar avanzando en las capacidades de generar, procesar, almacenar y transmitir información. Por ejemplo, existe una investigación con resultados prometedores en el campo de la Computación Cuántica para desarrollar los futuros computadores que pueden sustituir a los actuales basados en la tecnología electrónica clásica. La ingeniería química ha permitido el uso de moléculas para constituir la unidad básica de memorización. El ADN ha permitido implementar algoritmos complejos  para los que un computador actual necesita muchísimo tiempo para ejecutarlos. Todo ello servirá para que podamos aumentar nuestras capacidades de manejar, crear y transmitir información durante los próximos años.

 

Con estas tecnologías básicas, un montón de nuevas aplicaciones se abren a la humanidad. Será posible conocer más el funcionamiento del cuerpo humano y al mismo tiempo, diseñar mejores fármacos que aumentarán nuestra longevidad. Diseñaremos mejores coches y aviones. Conoceremos mejor el comportamiento de los fenómenos naturales. En definitiva, la humanidad contará con una serie de herramientas que nos permitirán mejorar nuestra calidad de vida humana y nos ayudará a tener un mundo más justo a nivel social.

 

Lección Inaugural 2003

Los computadores, esos locos cacharros

Autor: Mateo Valero Cortés

Ed. Real Academia de Ingeniería

Año 2003

ISBN 84-95662-11-6

Nº de páginas 54

Rústica

 

Los computadores, esos locos cacharros
84-95662-11-6