La sede de la Real Academia de Ingeniería. Historia del Palacio de los Marqueses de Villafranca

 

En esta publicación se resumen los avatares que debió superar la segunda Junta de gobierno de la Real Academia de Ingeniería hasta conseguir la adjudicación del edificio así como  un estudio histórico riguroso de la construcción del mismo. Este estudio fue llevado a cabo, durante 2008, por un grupo de discípulos de la Académica Excma. Sra. Dª. Josefina Gómez de Mendoza, integrado por Ángela García Carballo, Gonzalo Madrazo García de Lomana y Juan Francisco Mato Miguel. Los cuatro capítulos de que se compone son: “El entorno urbano del palacio de los Marqueses de Villafranca hasta el s.XIX”, “Formación y consolidación del palacio de los marqueses de Villafranca”, “Nueva etapa nobiliaria en el palacio de la calle Don Pedro” y “Desintegración de la propiedad”.

 

La historia de la Sede muestra el paso de la urbanización progresiva del emplazamiento a partir de la muralla medieval, a su elección por las casas del Infantado y Villafranca y la evolución de la trama urbana hasta el s.XIX. El Palacio, construido entre 1717 y 1734 bajo la dirección del arquitecto Francisco Ruiz, coincide con la progresiva radicación en Madrid de los Álvarez de Toledo, casa que llega a su máximo esplendor con su unión con las de Medina Sidonia y Alba durante el matrimonio del XI marqués José Álvarez de Toledo y Cayetana de Silva. Tras esta etapa, el siglo XIX ve el ascenso de una nueva clase nobiliaria basada en éxitos agrícolas e industriales y, en particular, la de los Pérez de Seoane y Roca de Togores, Barones de Riudoms, elevados por Carlos IV en 1790 al ducado de Pinohermoso y en 1794 a la Grandeza de España. Esta familia adquirirá el palacio en 1872 y será responsable de la organización estilística que ha llegado hasta nuestros días, en la que cumple un papel destacado el arquitecto Arturo Mélida, y que la presente rehabilitación ha devuelto a su primitivo esplendor. El siglo XX ve la desintegración progresiva de la propiedad y la venta, en 1965, de la parte noble al restaurante “Puerta de Moros” que la detentará hasta 1989 cuando la “Agencia del Aceite de Oliva” la transforma en un centro de servicios burocráticos hasta llegar al 12 de Mayo de 2005 en que la Real Academia de Ingeniería pasó a ocupar el edificio.

 

 

La sede de la Real Academia de Ingeniería. Historia del Palacio de los Marqueses de Villafranca
Real Academia de Ingeniería
978-84-95662-28-6